Carta a Speciale

Yo si entiendo lo que paso Sr Speciale.

Fruto de una gestión que hizo de la ficción y el ardid, su caballito de batalla, ahora parece que la realidad le está cobrando sus facturas.


Ese era su proyecto, su manager, su técnico, los jugadores que esta administración contrató (más de 20)


Esto eran sus números, los números de primera, la autopista a la A, el chip de la B y toda la sarta de ridiculeces que inmortalizaron ustedes.


Es muy fácil ganar una elección, resulta todavía más atractivo, tirar la pelota y que la culpa la paguen los que salen a la cancha, el árbitro, y que se yo cuantas bobadas.


Este fenómeno fue inaugurado por Usandizaga, en aquella CD. de la que ud., fue vocal y encargado de fútbol profesional. Recuerda?


Ahora la responsabilidad es de uds. O será otra vez el sufrido pueblo canaya el que deba lavar las culpas de la ineptitud, del desparpajo. ¿Hasta cuando?


Este proceso que lleva a Central a permanecer más de lo debido en la divisional B, se inicia con el vaciamiento de Scarabino, más aún,  con los fraudulentos  manejos de Vesco, Sauán y Cia. Se profundiza con Usandizaga y se perpetúa  con vuestra gestión.


Pero ha llegado el momento de dar explicaciones, de asumir que esto es un auténtico fracaso, yo diría un bochorno, a sabiendas que cualquier equipito nos pasa por encima.


Como hincha y socio de Rosario Central, vengo a pedirle por este medio que asuma con la importancia del caso, este momento y nos explique cuales son las medidas que esta Comisión Directiva va a tomar.


Es un deber y una obligación, porque más tarde o más temprano el pueblo pasara la factura, y allí no habrá apretadores, ni matones que puedan torcer la voluntad de los canayas. Tenga presente que mucho más importante que ganar espuriamente una asamblea es ganar en la cancha, y con la dignidad que todos nosotros merecemos


Sepa el socio de Rosario Central, a quien deberá votar en el futuro.