En Central está todo mal !


Seguramente el título no se condice con el tiempo, con la alegría que todavía castiga nuestra gola. Seguramente este tampoco es el momento, dirán los de siempre.. Los triunfalistas, los que se suben al caballo, los del diario del lunes, los ególatras, los lambecolas, etc.

Eso sí esta vez no podrán decir que es oportunismo. Justo ahora cuando el Negro acaba de convertirse en el nuevo ídolo sin quemar, justo ahora que empezamos a jugar al fútbol como hacía tiempo no lucíamos.

¿Pero sabes que pasa Canaya? Nunca me he podido bancar la hipocresía y  la soberbia, y creo que lo que ocurrió hoy en el Gigante es una verdadera falta de respeto, y voy a coincidir con otro Negro querido, cuando en el Célebre Congreso decía que las malas palabras no podían cambiarse: Sabes que pasa Canaya, hoy nuestra Comisión directiva, nuestro manager bello, se adjudicaron el título que más le cae y que hasta ahora había preferido preservar para mis noches de insomnio.: Hoy se convirtieron en lo que son: Unos verdaderos hijos de puta.!!!!

De otra forma no se puede calificar a quienes ordenan la confección de banderas gigantes para desviar el ángulo de la protesta. ¿Quiénes son los culpables? ¿Los que pagan sueldos millonarios, o los que hacen estos contratos a estos jugadores?

¿De quien es la culpa cuando hay limitación técnica y futbolística? ¿Para que tenemos un manager, director deportivo o que se yo que cosa? ¿Qué carajo hace Belloso en el Club, aparte de contratar técnicos horribles y jugadores mediocres?

Esa es la discusión Canayas, y el pueblo lo sabe, por eso resulta muy bajo tener que leer esas banderas. Hipócritas!!! La autopista a la A te quedo desviada, el chip te lo podes meter en el culo y este Central que tenemos es la obra maestra del terror de estos señores que se equivocaron desde el principio al fin

Gracias al cielo, a los canayas de la tercer bandeja que intercedieron, hoy,  el negrito Palma, apalabrado para que alabe a Speciale y Belloso, sabiendo que antes lo había defenestrado, nos da esta alegría. Gracias al cielo! Y tal vez al otro Negro que seguramente hará reír hasta San Pedro, hoy podemos tan siquiera soñar con una mísera promoción.

Este es el equipo que ustedes  armaron. Háganse cargo cobardes, no ensucien a quienes solo son jugadores de fútbol. Muchos de ellos pibes que ni siquiera maduraron, mientras estos buitres se relamen

No es mi costumbre pero hoy estoy muy caliente y creo que hay que decir las cosas por su nombre