Una conducta poco franca

Parece que en algunos sectores del Club, la situación se torna cada vez más tensa. Es que un alto dirigente ha puestos los ojos sobre otro directivo y un gerente, que están sospechados sobre sus actividades. La cosa se puso casi insostenible, a nivel de que el directivo descontento lo ha manifestado en diferentes ámbitos.

La venta de las entradas de protocolo y el vertiginoso crecimiento del nivel de vida de los observados es lo que ha disparado la preocupación del dirigente descontento y le ha pedido a su colega que sea franco en sus comportamientos.

Para escribir comentarios en esta nota debe estar registrado como usuario del sitio.

Novedades en tu e-mail

Lo más leído de la semana

No hablen más de clásico
Domingo, 10 de Diciembre de 2017