El uno por uno del empate en el Gigante

Diego Rodríguez (5): No lo exigieron demasiado. Se equivocó al querer salir jugando entregándole la pelota a un adversario. Le pudo haber costado un gol.

Paulo Ferrari (6): Acompañó entusiastamente a los atacantes. Más no se le puede pedir.

José Leguizamón (6): Las pocas veces que fue exigido respondió con seguridad.

Mauricio Martínez (7): Fue el mejor del equipo. Seguridad como zaguero y buen tratamiento de pelota para iniciar los ataques.

Alfonso Parot (4): Da la impresión que le falta confianza en sí mismo. Alternó buenas y malas.

Federico Carrizo (3): Como siempre, intervino activamente en el juego, pero con poca claridad. Por eso su despliegue no produjo beneficios.

Leonardo Gil (4): Anduvo peleado con la pelota. Estimamos que puede rendir más.

Washington Camacho (5): Participó de la confusión general y no pudo realizar el juego desplegado en otros partidos. Quedó en deuda.

Santiago Romero (5): Mucho entusiasmo pero poco fútbol. Su labor fue tan mediocre como la de la mayoría de sus compañeros.

Fernando Zampedri (4): Otro que corrió mucho pero concretó poco.

Gustavo Colman (4): No produjo nada importante en los pocos minutos que estuvo en el campo de juego.

Leonel Rivas (-): Entró sobre el final y en un par de jugadas mostró que tiene futuro.

Germán Herrera (-): Ingresó cuando el partido se moría y no le llegó una pelota bien jugada.