Suma y sigue

Tras un comienzo de año dubitativo y con resultados opacos, Central necesitaba triunfar en el Gigante para despejar ciertas dudas y volver a la cosecha de necesarias unidades que le permitan pensar en algo más que salir del fondo. Y lo hizo, con corazón y lucha, en un partido de plena fricción donde otra vez el balón parado fue aliado del elenco de Leo Fernández.

Está claro que, desde la asunción del cuerpo técnico actual, el equipo no es lujoso ni apabulla pero goza de una efectividad notable. Sobre 6 partidos disputados, ganó 4, empató 1 y sólo perdió ante Gimnasia. Desde ya que hay mucho por corregir y mejorar, pero no es poco teniendo en cuenta el plantel corto y la escasez de refuerzos en este mercado.

Tras un comienzo con algo de vértigo y en el que el equipo canalla se insinuaba mejor, otra vez desde un balón parado apareció la llave. Como ante Boca, los pechos e Independiente, un centro de Leonardo Gil se catapultó en la cabeza de un compañero –esta vez Fernando Tobio- quien cruzó su cabezazo y decretó la ventaja en el amanecer del partido. Vale destacar el muy buen movimiento coordinado que permitió el ingreso en soledad del ex Boca.

A partir de allí, el encuentro se tornó duro, cortado y con muchas infracciones. En ese plano, los colombianos fueron abanderados, con el debutante Oscar Cabezas muy nervioso y codeándose con la roja, mientras que el ex Central Yeimar Pastor también hacía lo propio del otro lado. Sin embargo, el que se fue antes a los vestuarios fue Maxi González por una correcta doble amarilla en tiempo de descuento de la primera mitad. Las protestas airadas también le valieron la salida a Leo Fernández.

Había 45 minutos por delante para disputar en disparidad numérica. Un escenario complejo para Central que igualmente resistió a base de orden, sacrificio y despliegue. En este rubro, se destacó la seguridad de Tobio en defensa y la inteligencia de Zampedri para cuidar el balón en campo enemigo. Los minutos transcurrieron lejos de las áreas y, salvo en una gran intervención de Nereo Fernández ante un remate de Carrizo de media distancia, casi no hubo emociones hasta el cierre del partido.

A la espera de la imperiosa recuperación de los lesionados, Central volvió a sumar de a tres y eso es más que importante. Lo escaso del plantel queda al desnudo en cada partido (expulsaron al 5 y no había otro volante central entre los 18) pero aún así nos sobreponemos a las adversidades. Hay mucho por mejorar pero es bueno hacerlo por esta senda. El canalla suma y sigue. Y eso es noticia. 

Comentarios   

 
#31 Cai Aimar 10-02-2018 11:28
Algo me perdí. El estilo de Fernandez es con enganche, no le trajeron ninguno, entonces jeuga sin ese puesto porque considera que Pereyra no está para asumir ese rol, con lo que coincido totalmente, no es lo mismo poner a un 8 o un 3 que a un enganche. Pero resulta que ahora lo pone de titular pero de 5, para marcar? Y por lo que se vió cuando estuvo con Gil, éste, en lugar de meterse delante de los zagueros la iba de enganche? un tipo que no da un solo pase bien, ni siquiera funciona su unica virtud que son las pelotas paradas. No lo entiendo.
 
 
#32 Cai Aimar 10-02-2018 11:57
Mirando la tabla de posiciones de la Nación, ponen los resultados de los últimos 6 partidos, casualmente los que dirigió Fernandez, y si el torneo hubiese empezado ahó, en realidad para el si empezó en ese momento, Central está puntero con Independiente. Que tal
 
 
#33 gustavo 11-02-2018 22:02
Gracias Dios por darle aire al Chacho.
PD: dale mucho aire mas.....
 
 
#34 Cai Aimar 12-02-2018 08:47
Adhiero Gustavo, adhiero, vamos Racing todavía.El vende humo sigue hablando de su amor por Central, pero para La Capital nomás jaaa.

Supongo que ya entre el club, la justicia y la policía identificaron a los delincuentes que tiraron las bombas. Y en la próxima reunión de comisión serán expulsados.
 

Para escribir comentarios en esta nota debe estar registrado como usuario del sitio.

Novedades en tu e-mail

Lo más leído de la semana